· Menstruación sostenible ·

Tomando un café con mi amiga Josefina de LESS TRASH MORE LIFE hablábamos de los tabúes que aun vemos en la sociedad de hoy en día en relación a la menstruación, de cómo muchas veces seguimos escondiendo la compresa en un bolsillo como si de alguna sustancia ilegal se tratase para que nadie sepa que vamos a cambiarnos la compresa o el tampón. ¿O no lo habéis hecho alguna vez o visto?

Desde que me fui introduciendo cada vez más en un estilo de vida más coherente y sostenible una de las cosas que más me fascinó fue la copa menstrual, y no solo por lo cómoda y saludable que es sino por cómo es posible reducir residuos durante nuestro periodo.

Las mujeres tenemos el periodo desde aproximadamente los 15-16 años hasta los 40-45 años. ¿Os imagináis cuantas compresas, tampones, salva slips con sus correspondientes envoltorios dobles… cuanta cantidad de plásticos producidos multiplicados por todas las mujeres que somos? Una auténtica locura vaya! Se estiman que una mujer a lo largo de su vida puede usar alrededor de 6000 tampones o 8000 compresas, eso equivale a unos 6kg de basura al año. (Fuente: Agencia catalana de Residuos) en total unos 228kg de basura MENSUAL!

Efecto en el medioambiente y contaminación:

Imaginaros las toneladas que se crean a nivel mundial de estos residuos que van a parar a la tierra y los océanos. Esta basura termina ensuciando ríos, bosques, playas, océanos y lo pero es que tarda más de 500 años en degradarse, una locura comparado con el CORTÍSIMO uso que tienen de una media de 5 horas.

Esta basura además es altamente tóxica tanto para nuestro propio cuerpo y para el medio ambiente, ya que si nos paramos a leer una etiqueta de dichos productos podemos ver componentes desde: celulosa, polietileno (plástico), papel siliconado, algodón, poliéster, polipropileno (tela plástica), pulpa de papel blanqueada y aromatizantes los cuales están hechos con productos químicos como por ejemplo los siguientes:

-Cloro: Se utiliza principalmente para blanquear el algodón y es muy tóxico.

-Dioxinas: Se derivan del proceso de blanqueamiento con cloro. Son altamente tóxicas, disruptores endocrinos (interfieren en nuestro equilibrio hormonal) y cancerígenas. Las dioxinas pueden acumularse en el útero provocando problemas en embarazos y en nuestro sistema inmune. Su presencia en el cuerpo de las mujeres se asocia a enfermedades como la endometriosis, dismenorrea (reglas dolorosas), dolores pélvicos o infertilidad. Es un compuesto muy difícil de eliminar del cuerpo y de la tierra, por lo que resulta altamente contaminante y letal para animales de tamaño reducido.

Poliacrilato: Es un compuesto químico capaz de absorber grandes cantidades de líquido. Es la gelatina absorbente de las compresas, y también lo contienen los tampones. Está asociado con el síndrome de shock tóxico (SST).

Rayón: Es un tejido sintético. Las fibras artificiales se obtienen a partir de sustancias químicas que se producen a partir de materiales como el petróleo, la madera y el carbón. Surge una fibra muy absorbente que impide, eso sí, que la piel respire. Además, retiene la humedad, lo que puede derivar en un aumento anormal de la flora vaginal que puede dar lugar a infecciones. El rayón también se asocia al SST.

Pesticidas y fertilizante químicos: Están presentes en el algodón de cultivos extensivos no ecológicos. Son productos químicos tóxicos para el organismo, la tierra y el agua, son disruptores endocrinos y resultan cancerígenos.

Asbesto: El asbesto es un grupo de minerales que se utiliza en tejas, azulejos, baldosas, cemento, productos de papel, embragues de coches, frenos, envases, paquetería, revestimientos, pintura, talco, toallas higiénicas y tampones.  El Departamento de Salud y Servicios Humanos, la Oficina de Protección Ambiental y la Oficina Internacional para la Investigación del Cáncer de los Estados Unidos demostraron que los productos relacionados con el asbesto provocan cáncer. Un estudio hecho en la Universidad de Illinois por Donna C. Booisseau, concluyó que: “La industria del tampón incluye asbesto en sus productos con la intención de hacer sangrar más a las mujeres durante su período menstrual y favorecer así el aumento de consumo de esta mercancía”. O sea que se usan químicos tóxicos como estrategia de mercado.

(Fuente: www. http://gansossalvajes.com)

Como vivir una menstruación más sostenible:

Esta es una de las ocasiones en las que SI te diría que corras y recicles todos esos tampones y compresas antes de utilizarlos! (como siempre digo en otros casos si aún tenemos productos de limpieza, cosmética por terminar que no nos volvamos locas/os a tirarlo todo para substituirlo inmediatamente) pero en esto caso es diferente, que porque? ¡Te lo cuento!

Empezando por nuestra salud

Durante una de las maravillosas charlas que dio Paloma y Elisa de la marca Cyclo (si tenéis oportunidad de ir a una ni os lo penséis, descubriréis muchísimas cosas de vuestro ciclo que jamás hubierais imaginado, son toda una fuente de información e inspiración estas chicas).

Nos contaron entre muchas otras cosas de que componentes estaban hechas las compresas, tampones etc… y lo nocivos que son para nuestra salud, como por ejemplo, los tampones están impregnados de glifosato.

Después de que La Organización Mundial de la Salud analizara varias investigaciones definió este año al glifosato como una sustancia “probablemente cancerígena”.

Se trata del herbicida más utilizado en todo el mundo.

«La mayoría de la producción de algodón en el país es transgénico y resistente al glifosato, se fumiga cuando el capullo está abierto entonces el glifosato queda condensado y pasa directo al producto».

Así que imaginaros un simple tampón el cual llevas una media de 2 a 3 horas en la vagina.

Y la verdad es que desde que yo misma empecé a utilizar la copa y las compresas de tela noté un cambio tremendo a nivel salud vaginal, sin reacciones en la piel, hongos ni nada por el estilo, que muchas veces vienen dados por el uso de este tipo de productos como los tampones y compresas tradicionales.

La copa:

Para mí ha sido el descubrimiento de mi vida sin duda aunque tengo que reconocer que me daba algo de respeto pero que buscando la información adecuada en varios posts en la red (que espero poder hoy resumiros toda por aquí para que no tengáis que ir dando tumbos por la red) le perdí el miedo totalmente y pude comprobar que es lo más cómodo que he probado en mi vida.

La que yo utilizo y vendo en la tienda es de la marca Cyclo y está hecha de silicona médica de grado médico 100% hipo alergénica.

¿De qué está hecha? ¿Y cómo funciona?

Funciona creando un vacío y conteniendo el flujo menstrual dentro de la copa evitando cualquier tipo de pérdida si está bien colocada, si está bien colocada lo notarás fácilmente y rápidamente.

Puedes llevarla durante una media de 12 horas al día y sin notarla ni un poco, es una comodidad increíble!

Cada vez que termine tu ciclo hiérvela en agua durante al menos 5 minutos para esterilizarla y guárdala en la propia bolsita de tela que viene con la compra para que transpire, no la guardes nunca en un tarro o cajita hermética, la copa tiene que estar seca sin coger humedad.

Dispones de varias tallas que se adaptan a cada persona, si has tenido hijos, si no has tenido relaciones…

–  S: Para chicas menores de 18 años que no hayan mantenido relaciones sexuales.

M: Para mujeres menores de 30 años que no hayan tenido parto vaginal.

L: Para mujeres que hayan tenido algún parto vaginal o sean mayores de 30 años.

Puede durarte hasta 10 años con el mantenimiento adecuado.

¿Cómo introducirla?

Aquí os dejo un link directo a este video para que veáis las maneras que hay de colocarla con las manos para introducirla, al final encontrarás el sistema que más se adapte a ti.

¿Cómo convivir con ella en el trabajo, sitios públicos, actividad?

Trata de buscar baños de discapacitados que tengan propia pica para que le puedas dar un agua aunque cuando la vacías en el wc no tienes por qué pasarle un  agua necesariamente, si previamente te has lavado las manos puedes vaciarla y volverla a introducir.

Es perfecta para hacer deporte, nadar, salir a correr, yoga, también es muy cómoda para dormir.

Las compresas:

No siempre apetece llevar la copa según la cantidad o el momento de tu periodo o quizás porque no te acabas de sentir cómoda, así que las compresas también son una opción pero quizás algo más laboriosas ya que se recomienda lavarlas antes de que se seque la sangre sino cuesta un poco más quitar la mancha.

Muchas de las compresas convencionales nos han creado al largo de nuestra vida alguna reacción en la piel como irritaciones o incluso infecciones por hongos ya que además de casi no dejar transpirar la piel de una zona tan sumamente sensible. Las compresas convencionales que encontramos en cualquier supermercado suelen llevar plástico, polipropileno e incluso cloro responsables de estas irritaciones.

Puedes probar con marcas compresas de algodón ecológico y 100% naturales como las que tenemos en este link.

Conclusiones:

Resumiendo y como conclusiones para mí adoptar todos estos cambios a supuesto una mejora importante en mi salud y en mi comodidad diaria durante mi periodo. Espero haber podido ayudaros y cualquier duda podéis dejarla en un comentario por aquí debajo!

 

 


Related Posts

Leave a comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.